La VoIP es una paso evolutivo lógico que transforma la voz en paquetes de datos para que sea enviada de forma digital en lugar de analógica y se transmita a través de Internet.

Esta evolución tecnológica nos ofrece una serie de ventajas que las empresas debemos aprovechar.

La más significativa es el importante ahorro en el tráfico de llamadas (consumo telefónico), tanto a fijos como a móviles, a nivel nacional e internacional.

Si a esto le añadimos el considerable ahorro que se consigue al eliminar las cuotas fijas mensuales que los operadores facturan mensualmente por las líneas tradicionales, podemos disminuir nuestros costes de comunicaciones en más de un 50%.